miércoles, 25 de enero de 2012

LA FUENTE DE LAS MUJERES




En un pueblo al norte de África las mujeres van a la montaña a diario a buscar agua soportando una durísima tarea impuesta por la tradición. Leila, cansada del daño que el poder masculino hace a las mujeres de su pueblo propone a las demás mujeres una huelga de amor.


La película comienza con las mujeres subiendo por la montaña, con planos muy cortos, a pie de cámara, tratando de hacer vivir al espectador la dureza de la tarea que se las encomienda hasta el punto que una de ellas, embarazada, pierde a su bebé por el camino.


A mí me ha parecido un cuento hermoso donde más que la división entre hombres y mujeres se busca la resolución de un problema de un modo más creativo. Y me refiero a la formulación de la película en sí. Porque las mujeres de este pueblo- fábula (que en parte también me recordó a la aldea mexicana de Robert Redford de “Un lugar llamado milagro”) recurren a un ardid muy antiguo y que yo creo que va en detrimento del placer propio de las mujeres: el chantaje sexual. En la película afirman que es su único poder contra los hombres, cuando lo cierto es que ellos intensifican su maltrato hacia ellas cuando se plantan, con lo cual hubiera dado lo mismo que fuera a través del sexo que de una huelga de brazos caídos. Pero creo que la propuesta se debe más al esfuerzo por encontrar un lugar común para hombres y mujeres: el amor. El amor en toda su extensión. El amor a su pueblo, a sus hombres, a su cultura y a su tierra.

De una forma más poética usa el símbolo de la mujer y el agua. La fuente no como conflicto si no como símbolo de “lo que nace”, para dar la visión de mujer como creadora y parte, al fin, del mundo al que parezca que tenga que ser ajena. En una de las escenas Laila afirma:”Yo existo”. Tan breve y tan contundente.


Me ha llamado la atención la sensibilidad con la que habla de las mujeres, me ha parecido sorprendente lo diferentes que somos las mujeres occidentales de estas otras mujeres, y en cambio, en esencia tan iguales, tan auténticas y tan preocupadas en el fondo por los mismos temas y sentires.


Es, a todas luces, un cuento, y como tal, apela al simbolismo y a la belleza para capturar la atención del espectador: la música, las mujeres, el paisaje son parte de sus recursos. Creo que el sentido del humor lo utiliza como una forma de ser sensible y sensato con respecto a la cultura a la que se refiere, como cuando se habla con un niño al que no se quiere enfadar para que escuche… y que además descarga de la enorme tensión que supone observar un maltrato continuo hacia la mujer.


A mí me ha encantado.


(No he encontrado ninguna de las escenas que más me gustaron, pero sobre todo me gustó el discurso de la abuela en los baños, me parece que es un arenga todavía válida también para occidente y no olvidar quienes eran nuestras abuelas y cómo tuvieron que verse obligadas a vivir)

2 comentarios:

Boris Estebitan dijo...

Hola, ha sido un enorme gusto pasar por tu genial blog, te felicito mucho, tienes un buen blog, te invito de manera cordial a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un escrito mio titulado “Caminando bajo la luz de la luna”, te espero ahí, que pases un buen fin de semana.

Marlowe dijo...

Esta película se me escapó en el momento de su estreno, pero la anterior del mismo director, "El concierto", es una auténtica delicia.

Un saludo.

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 Mis Escenas Favoritas
BLogger Theme by BloggerThemes Wordpress by WPThemescreator
This template is brought to you by : allblogtools.com | Blogger Templates